Ser

8 Feb

 

Todo se olvida tan pronto…

Añoro tan pronto aquellas tardes

donde anhelar no era una pesada cruz.

Rehuyo hoy de aquello que creí ser,

por el simple de hecho de que ya no soy eso que creí ser.

Me asfixia el aire que respiran lo otros.

Cuán hondo es el dolor que me aflige el sentimiento de no ser más eso que creí ser…

Y ser lo que nunca quise ser…

Durante un largo tiempo me abandoné al desencanto de la bondad de la razón,

que cruel consejera resultó esa bondad,

termine ahogándome en la bilis de su ironía desprovista de sonrisa.

Ruda, tosca, lánguida, lúgubre; falta ante todo de color.

Gris. Triste, al igual que mi alma…

Si fuese por mi desilusión, le entregaría mis penas al viento y

dejaría que la lluvia las transportase hacia el cielo.

Del lugar que nunca debieron huir.

Hoy proclamo la desazón de no saber que escribo.

Hoy ruego a tus dioses porque se abandonen en mí

y jueguen con mi desdichado ser,

pues tendrán ante sus ojos la triste escena de un ser sin razón de ser.

Un ser vago en el tiempo, que recoge a su paso trozos de seres que nunca fueron,

en busca del ser que quiso ser.

 

Juan David Marín.

Sísifo. Tiziano, 1548

Sísifo. Tiziano, 1548

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: